Andere Sprachen

Español

El antiguo búnker de submarinos »Valentin« es considerado actualmente el segundo más grande búnker de superficie aún existente en Europa. Es la herencia más visible de tres grandes proyectos de armamento nacionalsocialistas que modificaron radicalmente desde mediados de los años 1930 a una región originariamente agrícola.

Ya en 1935 la sociedad de investigación económica Wirtschaftliche Forschungsgesellschaft mbH (Wifo), una empresa tapadera del Ministerio de Economía del Reich, comenzó la construcción de un depósito de combustible subterráneo entre Farge y Neuenkirchen. Muy cerca de allí, la Marina de Guerra hizo construir a partir de  1938 otros búnkeres de combustible. Ambas instalaciones sirvieron a los fines de los preparativos para la guerra. Desde mediados de 1943 continuaron utilizándose la infraestructura existente y los campos de trabajo para el proyecto »Búnker de submarinos Valentin«.

Hoy día quedan solo pocas evidencias de los proyectos de depósitos de combustible de los años 1930, de la enorme obra del búnker de submarinos y de los campos. Solo ha quedado el búnker como símbolo inconfundible de la maquinaria bélica nacionalsocialista.

Una obra en la guerra

La Marina de Guerra comenzó la construcción del búnker de submarinos »Valentin« a mediados de 1943. Para ese entonces, los Aliados tenían amplia soberanía aérea sobre el territorio del Reich alemán. La construcción de submarinos en los astilleros en gran parte desprotegidos prácticamente ya no era posible.

En el búnker »Valentin« debían fabricarse submarinos de un tipo nuevo mediante el proceso de cadena de producción, protegidos por techos y paredes de varios metros de espesor. Con ayuda de estos submarinos, los líderes nacionalsocialistas esperaban poder interrumpir las vías de suministro de los Aliados a través del Atlántico para provocar así nuevamente un giro en la Segunda Guerra Mundial. Por esta razón, el proyecto »Búnker de submarinos Valentin« tenía máxima prioridad.

Hambre, frío, agotamiento

En tan solo veinte meses –del verano de 1943 a la primavera de 1945– surgió en Bremen-Farge un astillero de submarinos bunkerizado. Hasta 10.000 trabajadores forzados trabajaron día y noche bajo alta presión en la enorme obra: trabajadores forzados civiles de Europa oriental y occidental, prisioneros de guerra soviéticos, internados militares italianos, presos de campos de concentración e internos de un campo de educación para el trabajo de la Gestapo de Bremen. Estaban alojados en diversos campos ubicados a una distancia del búnker de hasta seis kilómetros. Las personas desnutridas y debilitadas debían realizar los trabajos más pesados en la construcción del búnker en turnos de 12 horas.

Aproximadamente 2.000 de ellos fallecieron como consecuencia del trabajo físicamente agotador, de la alimentación insuficiente y de las condiciones de vida inhumanas en los campos. Se conoce el nombre de 1.144 víctimas.

Destrucción y utilización después de la guerra

A fines de marzo de 1945 un ataque de la británica Royal Air Force destruyó la parte aún no terminada del búnker. Poco tiempo después se frenaron los trabajos de construcción. En el búnker Valentin nunca se construyó ningún submarino.

Tras finalizar la guerra, el búnker sirvió a los Aliados ante todo como blanco para pruebas de bombas. Dado que los planes de demolición fracasaron, se convirtió en un parque de aventuras para niños de los alrededores. A fines de los años 1950 el Ejército Federal (Bundeswehr) se hizo cargo del antiguo predio del campo como lugar de entrenamiento. En los años 1960 el búnker pasó a dominio de la Marina Federal que utilizó partes del búnker como depósito de materiales hasta fines de 2010.

 

El búnker »Valentin« – hoy

El camino hacia el »Denkort«

Por primera vez en sus setenta años de historia el búnker es utilizado con fines civiles desde enero de 2011. El »Bunker Valentin« pasó a ser el »Denkort Bunker Valentin«  (literalmente: sitio contemplativo), un sitio conmemorativo. Múltiples ofertas buscan estimular a los visitantes a tener un diálogo activo y crítico con  el pasado, el presente y el futuro del búnker y su entorno. El Senado de la Ciudad Libre y Hanseática de Bremen encomendó al Centro federado de formación política la creación y la operación del »Denkort Bunker Valentin«.


Visitas

Una ruta de 1,5km lleva el visitante alrededor del sitio, por afuera y en dentro del búnker. Hay 25 paradas brindando información sobre la historia del lugar. Esa ruta empieza afuera en donde está el monumento titulado »Exterminio por trabajo«. Después, tomando la entrada central el visitante llega en el Centro de Información, en dentro del búnker por su lado sur. Existe la posibilidad de prestar una guía multimedial en alemán y inglés para acompañar la caminata en la ruta informativa. En el Centro de Información se encuentra una mesa medial exponiendo el desarrollo geográfico del »paisaje de armamento« alrededor del búnker »Valentin« desde los principios de los años 1930 hasta hoy. Además hay una exposición con información profundizadora.

 

Entrada: gratuita

Guía multimedial: alquiler gratuito (previo depósito)

 

Visitas guiadas:

Las visitas en varios idiomas deben convenirse previamente: mail@ich-will-keinen-spambunkervalentin.de

o llamar a +49(0)421 69673670

Para las visitas guiadas se cobra una tarifa.

 

En nuestro sitio Web encontrará información actual acerca de los horarios de visita.

 

 



Sie verlassen unsere Website, wenn Sie diesen Link klicken!

zu unserer Facebook-Seite


Sie verlassen unsere Website, wenn Sie diesen Link klicken!

zu unserer Instagram-Seite